Wifi: Un Asesino silencioso que nos radia lentamente. DIFUSIÓN MÁXIMA!

Actualmente vivimos conectados al mundo digital a través del wi-fi que está presente tanto en los hogares, lugares de trabajo, espacios públicos, restaurantes y prácticamente en cualquier lugar, que nos permite conectarnos a internet con nuestro teléfono, ordenador o cualquier otro dispositivo.

wifi

A pesar de que esta tecnología supone un gran avance  e innovación en la manera en que nos comunicamos, según diversos estudios se deben tomar precauciones a la hora de usar el wi-fi y los dispositivos inalámbricos ya que podrían causar daños a nuestra salud.

Los dispositivos inalámbricos, como portátiles, tabletas, teléfonos móviles se conectan al router mediante la emisión de señales WLAN (ondas electromagnéticas) y que podrían ser perjudiciales.

De acuerdo con un estudio realizado por la Agencia de Salud británica, los routers tienen un impacto negativo en el crecimiento del ser humano, así como en el de las plantas.

Actualmente existe una preocupación sobre el uso excesivo de los dispositivos móviles y cómo pueden afectar a nuestra salud. Entre los efectos que puede tener sobre nosotros la exposición al wi-fi se encuentran la falta de concentración, problemas de sueño, dolores de cabeza o fatiga crónica debido a las ondas electromagnéticas que emiten.

Puesto que el uso de routers y dispositivos móviles forman parte de nuestra vida diaria es importante mantener seguir una serie de precauciones para disminuir el posible daño que pueden causar sobre nuestra salud.

Las siguientes son algunas de las precauciones que puede tomar para prevenir en la medida de lo posible los efectos negativos sobre la salud:

  1. No coloque el router en el dormitorio o en la cocina.
  2. Cuando no utilice el router manténgalo apagado para reducir así su uso y protegerse de sus ondas electromagnéticas.
  3. Desconecte el wi-fi cuando vaya a dormir, que además de ahorrar en el consumo eléctrico, nos proporciona un descanso sobre las ondas electromagnéticas que emiten.
  4. Coloque el wi-fi por lo menos a un metro de distancia de los lugares donde se pasa más tiempo como el sofá, la cama, mesa, o zonas de juego de los niños.
  5. Evite el uso de los dispositivos inalámbricos cuando sea posible.

Debido a que el debate sobre los posibles daños de los dispositivos móviles y el wi-fi está abierto, cualquier precaución es buena para evitar en la medida de lo posible las radiaciones de las ondas electromagnéticas y sus posibles efectos nocivos.

Vía: ignisnatura.cl


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *