Rumanos, ecuatorianos y marroquíes se comen 7 de cada 10 euros de la Sanidad Pública en España

Según un informe confidencial del Tribunal de Cuentas al que ha tenido acceso, en exclusiva, Mediterráneo Digital, y en el que se basó el Ministerio de Sanidad para modificar la polémica Ley de Extranjería, solo rumanos, ecuatorianos y marroquíes ‘se comen’ siete de cada diez euros que Sanidad invierte en inmigrantes sin recursos: 315 millones de euros para cubrir la asistencia médica de unas 300.000 personas.

cola-inmigrantes
El erario público destina 451 millones de euros cada año para cubrir la asistencia médica a los extranjeros que alegan no tener recursos económicos suficientes. Según la exhaustiva investigación, a 15 de junio de 2010 en España residían 453.349 personas “sin recursos económicos suficientes” a las que se les reconoció el derecho a la asistencia sanitaria.

Para todas aquellas personas que se cobijaran bajo este paraguas, España se comprometía a no recibir ningún recurso financiero de sus países de origen por la atención médica. El ministerio hizo la ley, y los inmigrantes hicieron la trampa.

El análisis del Tribunal de Cuentas detectó que muchos de estos inmigrantes incorporan en su tarjeta sanitaria a todas las personas de su familia que no viven en nuestro país y que venían “exclusivamente a España a recibir atención sanitaria”.

Uno de los problemas que plantea el acceso a las prestaciones sanitarias a través de la figura jurídica de “persona sin recursos económicos suficientes”, siempre a juicio del informe, es el riesgo de utilización de la misma por parte de personas que sí cuentan con dichos recursos económicos, bien que están “o deberían estar” aseguradas por la Seguridad Social de otros países y utilizan indebidamente esta figura para acceder a prestaciones.

El órgano regulador detalla alguna de las irregularidades concretas que ha detectado, como el caso de 284 inmigrantes que han sido atendidos en España en virtud de una tarjeta sanitaria europea emitida por otros países y que, a su vez, tenían derecho a la asistencia sanitaria en nuestro país por carecer de recursos económicos suficientes.

El coste de la asistencia sanitaria prestada, según las estimaciones del Tribunal y aplicando el menor de los dos importes de cuotas globales aprobados para España, ascendió a 282.829 euros anuales.

Ahora, el Estado se ha quedado sin dinero.

Fuente: mediterraneodigital.com


3 comments

  1. MIGUEL

    No me parece nada ético desatender a los/as ciudadanos/as españoles/as que se encuentran en necesidad, sobre todo tras la crisis que se está haciendo notar en los autónomos. Bienvenida y bienllegada toda ayuda a cualquier ciudadano, venga de donde venga. Pero atendamos a nuestros compatriotas que lo están pasando extremadamente mal. Y después, a quienes vienen de fuera. Y esto no son prácticas xenófobas, es algo muy de justicia que se aplica en cualquier país de Europa…. menos en España. MIGUEL CALLEJA,

  2. marga

    Aquí ayudan mucho al de fuera pero no miran los españoles que abemos pasando hambre que nos an quitado la casa px eso yo me cago en el gobierno que mira mas por el de fuera ke por los suyos ..es indignante este mierda país aki o eres inmigrante o político para vivir bien

  3. Loubna

    Vaya gran mentira para cubrir sus mal trabajo para que un inmigramte traiga a su familiar de fuera para que sea atendido aqui por la sanidad necesita papeles y si llega a tener papeles ya no necesita tarjeta sanitaria de otra persona aver sin en vez de culpar a lo inmigrantes os concentrais mas en vuestro trabojo y dejar de engñar a la gente y robar el dinero de los cuidadanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *