¿Como Reaccionar ante un tiroteo? ¡IMPORTANTE COMPARTIRLO!

Decide si debes correr, esconderte o luchar. Si puedes huir del tirador en una cantidad de tiempo razonable, entonces es momento de que empieces a correr lo más rápido que puedas. Si bien te puedes quedar congelado o estar muy asustado como para hacer algo, recuerda que los que corren tienen el promedio de supervivencia más alto en un tiroteo.13465967_989874061061499_5061639301073965330_n

Si no puedes huir porque el tirador está demasiado cerca o porque eres responsable de un grupo de niños pequeños, entonces debes decidir si tienes tiempo suficiente para atrincherarte en una sala antes de que te escondas.
Si no tienes tiempo para atrincherarte, entonces preocúpate en ocultarte.
Si el tirador te ataca, tendrás que luchar contra él. Esta será tu única oportunidad de supervivencia.

tiroteo1

Huye si puedes. Si escuchas disparos a distancia, pero sientes que puedes correr o escapar de forma razonablemente segura, entonces es momento de que planees tu ruta de escape. Si bien te puedes quedar congelado cuando escuches el sonido de las balas, tendrás que ser capaz de reaccionar inmediatamente y ver si tu mejor opción es correr. Las personas que corren tienen un promedio de éxito más alto en los tiroteos que las personas que se esconden, por lo tanto, si sientes que el tirador está lo suficientemente lejos de ti como para que corras, entonces esa es tu oportunidad.

Si el tirador está muy cerca de ti, si está corriendo por el pasillo o fuera de tu puerta, entonces pasa a la siguiente parte para que veas tácticas para que te ocultes.
Reaccionar inmediatamente es importante para esta situación, ya sea que corras o te escondas. No te quedes congelado ni retrases tu reacción. Posiblemente esto no te dará demasiado tiempo para que huyas si bien eso puede ser tu mejor opción. Quedarte congelado puede forzarte a que termines por ocultarte, lo cual puede no ser tu mejor jugada.

13427805_989874054394833_762825005324570854_n

Olvida tus pertenencias. Si decidiste que es mejor que corras, entonces olvida tu cartera, bolso o teléfono celular. Si bien tu primer instinto puede ser que lleves contigo tus pertenencias, nada será tan importante como tu vida.

13427949_989874124394826_8001701444330789596_n

Lleva personas contigo. Cuando corras, alienta a los demás a que hagan lo mismo. Si alguien se ve desorientado o demasiado asustado para moverse, agarra a esa persona y jálala contigo. Dile a las personas que correr es importante para su supervivencia. Si corres con un grupo más grande, será más difícil para el tirador apuntar de manera individual y así tendrás más fuerza en número si es que te encuentras con él.

13428590_989874121061493_819373764425228135_n

Corre en zigzag o agáchate cuando corras. Si bien tu primer instinto será correr en línea recta ya que estarás corriendo por tu vida, debes correr en forma de zigzag para que reduzcas al mínimo las posibilidades de que recibas un disparo. Si el tirador se acerca a distancia y te apunta con su arma, será difícil que te dé un tiro si corres en zigzag, en cambio, le darás tiempo suficiente para que te apunte si corres en línea recta. También te puedes agachar al correr ya que así será más difícil que te dé un tiro.

13418739_989874144394824_5591156627243695835_n

Oculta tu camino si puedes. Si tienes tiempo, toma un extintor de incendios y echa humo en el camino detrás de ti, de este modo será difícil para el tirador perseguirte. Conserva el extintor y otros objetos punzantes que puedas utilizar como armas si te enfrentas al tirador. Sin embargo, no pierdas tiempo buscando armas o formas de ocultar tu camino si eso retarda tu escape.

13406841_989874164394822_8824147162705582917_n

Determina si debes ocultarte y atrincherarte. Solo te debe tomar unos segundos determinar si tu mejor curso de acción es correr o esconderte. Si el tirador se acerca rápidamente a la sala donde estás, entonces debes prepararte para ocultarte lo más pronto posible. Si tienes más tiempo, pero no demasiado como para correr, entonces debes atrincherarte y llamar a las autoridades antes de que te ocultes. Si tienes que ocultarte y tienes tiempo para atrincherarte y hay varias personas en la sala, debes delegar tareas.
Una persona o un grupo de personas deben asegurar y atrincherar la puerta.
Una persona o un grupo de personas deben llamar al número de teléfono de emergencia de tu país.
Una persona o un grupo de personas deben tomar todas las armas que puedan encontrar.

13445270_989874171061488_6034694377341464074_n

Apaga las luces. Apaga inmediatamente las luces de la sala donde estás. Esto desorientará al tirador y hará que parezca menos probable que hay gente en la sala donde estás.

13450177_989874217728150_6608025099304813153_n

Asegura y atrinchera la puerta. Cierra la puerta inmediatamente y haz lo que puedas para hacer que el ingreso del tirador sea más difícil. Recuerda que la mayoría de los tiradores solo tienen unos cuantos minutos antes de que la policía llegue y que no les interesa seguir el camino donde hay mayor resistencia. Cierra la puerta y coloca de inmediato un tope de puerta y todos los muebles pesados como escritorios y sillas detrás de ella para que así detengas al tirador. Si el tirador se acerca, aléjate de la puerta tan pronto como sea posible para que así no te caiga un disparo que pase la puerta.

Si estás en un baño que no se asegura, utiliza una correa o una camiseta para que ates los pestillos de metal de la parte superior de la puerta, los cuales permiten que se abra y se cierre.
Una vez que hayas asegurado y atrincherado la puerta, aléjate inmediatamente de ella y de todas las ventanas.

13417697_989874234394815_7055657185235942313_n

Agáchate y acuéstate en el suelo. Acuéstate boca abajo con los brazos cerca de tu cuerpo pero no te cubras la cabeza. Esta posición boca abajo protege tus órganos internos. Además, si el tirador te encuentra en esta posición, puede asumir que ya estás muerto. Si permaneces acostado en el suelo reduces la probabilidad de que una bala perdida te alcance.

Mantente alejado de la puerta. Algunos tiradores suelen disparar a través de una puerta cerrada, en lugar de intentar abrirla o tirarla abajo. Dado que las balas pueden atravesar las puertas, lo mejor es que te mantengas alejado de esa área.

Considera fingir que estás muerto si no te puedes esconder. Esto solo funciona si el tirador hizo disparos y tú estás en una sala o lugar donde hay personas que recibieron disparos y no hay ningún lugar donde esconderte. De este modo, si el tirador se acerca al punto donde estás, puedes tomar riesgos y fingir que estás muerto, con la esperanza de que él piense que efectivamente estás muerto y así luego se irá. Sin embargo, esta es una opción arriesgada ya que él puede no creer que estás muerto y tú puedes estar demasiado nervioso como para permanecer completamente inmóvil.

13417614_989874237728148_8371319311107080597_n

Llama al número de teléfono de emergencia de tu país. Si hay un teléfono fijo en la sala, llama inmediatamente al número de teléfono de emergencia de tu país. Utilizar un teléfono fijo en lugar de un teléfono celular es lo mejor que puedes hacer ya que así la policía podrá rastrear automáticamente la llamada, lo cual no podrían hacer si llamas desde tu teléfono celular.

13427969_989874261061479_7805623848550748480_n

Toma cualquier arma que puedas encontrar. Mira alrededor de la sala donde te ocultas y encuentra algo que puedas utilizar como arma. Puede ser una engrapadora o unas tijeras puntiagudas que estén en el escritorio del profesor, el café caliente de la cocina de tu oficina, vasos o ácidos peligrosos (como ácido sulfúrico) de la sala de ciencia o cualquier cosa que sea puntiaguda, pesada, de vidrio o que puedas utilizar como arma. Toma estas armas en caso de que el tirador entre a la sala donde estás.

13412992_989874291061476_6023234118151970069_n

Ocúltate. Una vez que tomaste tus armas, es momento de que te escondas debajo de escritorios, sillas, armarios o en cualquier escondite que sea conveniente. Sin importar dónde te escondas, debes permanecer oculto para que así no estés en la mira del tirador. Si tienes tiempo, apaga tu teléfono celular, así su sonido no lo alentará a aproximarse a ti.

13442311_989874301061475_292564872869287885_n

Trata de mantener la calma. Si bien esto puede parecer casi imposible, es importante que te mantengas absolutamente en silencio. Dile a las personas que sollozar o llorar solo hará que el tirador tenga más posibilidades de encontrarlos. Debes estar mentalmente preparado en caso de que el tirador entre en la sala y los encuentre. En ese caso, no tendrás otra elección que luchar.

13419180_989874317728140_4431485310568123155_n

Busca elementos que puedas utilizar como armas. Busca cualquier cosa que puedas utilizar para golpear o herir al tirador (como una silla, un extintor o una tetera con café caliente). La mayoría de las personas no tiene armas cargadas a la mano, por lo que tendrás que improvisar y utilizar lo que tienes a tu alrededor.
Puedes sostener el objeto delante de tu cuerpo para desviar los disparos o lanzárselo al tirador.
Puedes utilizar tijeras o abrecartas como cuchillos. Incluso podrías utilizar un lapicero como arma, sobre todo porque puedes darle impulso con el dorso de tu dedo pulgar.

Si encuentras un extintor cerca, tómalo. Puedes rociar el extintor en la cara del tirador o utilizar el mismo objeto para golpear la cabeza.

13445461_989874341061471_2340236186095929514_n

Espera. Una vez que te escondiste y atrincheraste, lo único que puedes hacer es esperar a que la policía llegue y te salve o esperar a que el tirador se aproxime a ti en cuyo caso tendrás que ocultarte. Cuando llegue la policía, no corras hacia a ellos ni pidas ayuda ya que esto puede hacer que piensen que eres una amenaza. Haz exactamente lo que los policías te digan que hagas, hazlo rápidamente y sin discutir o protestar. Colabora lo más que puedas con las autoridades. Dile a la policía todo lo que sabes.

Recuerda que atacar al tirador es tu opción final. No debes salir de tu escondite y atacar al tirador si se aproxima. Solo debes luchar contra él si estás seguro de que te disparará si no haces nada.

13419224_989874347728137_5277845713574180911_n

No trates de razonar con el tirador ni suplicar por tu vida. Se ha demostrado que tratar de conversar con el tirador, preguntarle lo que hace o suplicar por la vida hablándole de su familia no es eficaz cuando se trata con tiradores. El tirador estará como loco y no escuchará las voces de la razón, así que no pierdas tu tiempo tratando de hablar con él, será mucho mejor que luches.

13434958_989874367728135_53864773039706307_n

Si hay varias personas en la sala, tiendan una emboscada al tirador. Si hay varias personas en la sala y él puede verlos a todos, todos deben tratar de atacarlo a la vez, hacerle daño, lanzarle objetos y hacer todo lo posible para que pierda fuerza. Posiblemente no quieras luchar contra el tirador si ves que alguien más lo hace, sin embargo, la fuerza en número hará que sea más probable que sobrevivan.

13450199_989874394394799_2220418888605801051_n

Ataca al tirador con cualquier arma que puedas. Utiliza tijeras puntiagudas, vidrio o cualquier otro objeto puntiagudo o pesado para atacar de inmediato al tirador. Incluso un lapicero o lápiz puntiagudo podría ser el arma perfecta para sacarle los ojos al tirador. Estás luchando por tu vida y cada segundo cuenta. No dudes simplemente porque él tiene un arma y tú no

13413539_989874401061465_8245669818893185163_n

Reduce al tirador. Recuerda que enfrentarte al tirador es siempre tu último recurso si tu vida corre peligro. Si no puedes escapar o esconderte, enfréntate al tirador o anima a otras personas para que te ayuden. Busca la manera de arrebatarle el arma de las manos o derribarlo para que se desoriente.

Anima a otros para que te ayuden. Trabajar en equipo te dará una ventaja sobre el tirador porque está solo.

13269281_989874411061464_4923179568376392715_n

Sé agresivo. Si el tirador se encuentra muy cerca, puedes tratar de desarmarlo, solo si tu vida corre peligro. Hagas lo que hagas, es importante que actúes rápido y te concentres en desarmar o reducir al tirador.
Si el tirador tiene un rifle, agarra el cañón y aléjalo de ti mientras golpeas o pateas al tirador. Es probable que el tirador trate de retomar el control del arma, pero si controlas sus movimientos puede quedar atrapado con la guardia baja y fuera de equilibrio. Si logras agarrar la culata del fusil, tendrás ambos extremos del arma en las manos y podrás utilizarla como palanca para patear, arrodillar o empujar al agresor.

Si el tirador tiene una pistola, trata de agarrarla por el cañón desde la parte superior para que no pueda apuntarte. Existen varios modelos que al agarrarlos desde la parte superior evitan que se produzca el disparo.
Trata de apuntar a lo alto mientras intentas reducir al tirador. Las manos y el arma son las cosas más peligrosas que tiene el tirador durante una balacera. Por lo demás, debes tener en cuenta los ojos, la cara, el hombro y el cuello.

13407152_989874451061460_1122555745616621190_n

No pienses que te fusilará. Céntrate en luchar por tu vida, teniendo en mente que la mayoría de las personas que reciben un disparo llegan realmente a sobrevivir. Mantente fuerte y lucha por tu vida con todo lo que tengas en vez de preocuparte por el peor de los escenarios. Esto puede parecer casi imposible, pero es lo mejor que puedes hacer si quieres sobrevivir al tiroteo.

13435427_989874457728126_2521884030460305610_n

Mantén tus manos visibles en todo momento. La primera labor de las autoridades es detener al tirador. Al salir del edificio o lugar público, debes mantener tus manos visibles para demostrar que no portas ningún tipo de armas. La policía está entrenada para tratar a todos inicialmente como sospechosos, ya que algunos tiradores pretenden hacerse pasar por víctimas.

13466475_989874477728124_6677947959703004770_n

Evita señalar o gritar. La policía tiene directrices específicas sobre cómo proceder durante una balacera. Deja que hagan su trabajo y no confundas ni agraves la situación al intervenir, sobre todo porque tus emociones están propensas a acentuarse. Deja que hagan su trabajo con eficacia y reduzcan al tirador.

13427973_989874501061455_5002991451574185666_n

Comprende que la ayuda para los heridos ya está en camino. La policía está entrenada para localizar y detener a los tiradores y este es su principal objetivo. No van a detenerse a atender a los heridos. Sin embargo, no tienes de qué preocuparte, ya que lo más probable es que los paramédicos ya se encuentren en camino para encargarse de aquellos que resultaron heridos durante el incidente.

Si has recibido un disparo, trata de calmar tu respiración, ya que esto puede ayudar a evitar una conmoción y frenar la hemorragia. Cubre la herida con las manos o con un paño y aplica presión para tratar de detener la hemorragia hasta que puedas conseguir ayuda profesional.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *