¡Las diez normas que debemos respetar en la playa si no te quieres ganar un multazo!

Nos encontramos en plena época estival y una de las mejores maneras de sobreponerse al calor asfixiante es darse un baño en la playa. Aunque aún hay calas paradisíacas que los turistas desconocen, la mayor parte de la costa suele estar plagada de bañistas que recorren la arena en busca del mejor sitio dónde clavar la sombrilla. Estar en la playa no es lo mismo que recorrer una calle transitada y por ello en ocasiones nos permitimos ciertos lujos,

pero hay unas normas que se deben respetar y que se recogen en la Ley de Costas, aunque cada territorio suele incorporar prohibiciones según sus peculiaridades. Estas son las diez normas básicas que debes conocer. Según el diario ‘ABC’, algunas de ellas están pueden conllevar multas que oscilan entre los 60 euros y los 3.000, según la gravedad de la infracción.

— Una de las actividades más comunes en la playa es jugar con las palas y la pelota. Esta actividad está completamente permitida siempre que no molestemos a terceros, es decir, siempre que no lo hagamos junto a la toalla de alguien.

— La playa no es nuestro cuarto de baño, por lo que está terminantemente prohibido utilizar jabón en las duchas. Se trata de una falta grave que puede ser sancionada hasta con 1.500 euros.

— Guardar el sitio en la playa suele ser un tema de debate muy recurrente. En la mayoría de la costa española clavar la sombrilla a primera hora para tener un lugar reservado se considera una falta y puede acarrear su correspondiente sanción.

— Aunque hay playas habilitadas para tal fin, está prohibido llevar animales sueltos.

— También está prohibida la venta ambulante de bebidas y alimentos, aunque sea algo a lo que muchos están acostumbrados. Solo en Barcelona, la Guardia Urbana lleva puestas cerca de 5.000 sanciones a vendedores.

— Está prohibido tener sexo en la playa, que sigue siendo un espacio público a la vista de todo el mundo.

— Una de las prohibiciones más extrañas es que está prohibido tener sombrillas oxidadas, ya que se considera un objeto punzante muy peligroso. Las autoridades tienen pleno derecho a incautar la sombrilla si consideran que no está en buenas condiciones.

— En algunas playas, como las de Arteixo o Ferrol, está prohibido orinar en el agua, aunque es una norma difícil de controlar por razones obvias.

— Contravenir las indicaciones del socorrista puede conllevar multas de hasta 1.500 euros. Cuando ondea la bandera roja hemos de acatar las órdenes del vigilante y bajó ningún concepto bañarnos en la orilla.

— No está permitido hacer fuego en la arena, a excepción de la noche de San Juan.

Fuente: espana-diario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *