Estos son los chequeos que toda mujer debe realizarse cada mes

Seguramente seas consciente de lo importante que es que te autoexplores las mamas mensualmente para comprobar que todo sigue en orden, que no se ha formado ningún bulto sospechoso y que puedas estar tranquila. Lo que probablemente no sepas es que deberías realizarte otros muchos chequeos para asegurarte de verdad que todo sigue funcionando correctamente. Estos pequeños exámenes pueden salvarte la vida en muchos casos y deberías tenerlos en cuenta.

Recuerda siempre que, si ves algo extraño o experimentas síntomas que te dejan intranquila, debes acudir al médico cuanto antes.

Estos son los chequeos que toda mujer se debe realizar mensualmente:

1- Examina todos tus lunares detenidamente

Los lunares o las pecas son pequeñas manchitas en la piel que debes vigilar muy de cerca. Cualquier variación de tamaño, color o forma en ellos puede ser síntoma de cáncer de piel. Por norma general deberíamos acudir al menos una vez al año al dermatólogo, en personas con piel clara o antecedentes familiares de cáncer de piel es aún más importante, pero si podemos hacernos chequeos en casa mensualmente, siempre será mejor.

Deberías preocuparte cuando los bordes del lunar son asimétricos, cuando su forma no es redonda, cuando su color no es uniforme, cuando su tamaño es mayor que el de la goma de un lápiz o cuando percibes cualquier tipo de cambio en él. En esos casos, acude a tu médico de inmediato.

2- Atenta a tu cabello

Si notas que tu cabello está más fino que de costumbre, puede ser síntoma de problemas con la glándula tiroidea, excesivo consumo de vitamina A o deficiencia de hierro. Si experimentas este síntoma, no dudes en consultarlo con tu médico para que te realice las pruebas pertinentes.

3- Mantén un registro de tu ciclo menstrual

Es muy importante mantener un registro mensual del ciclo menstrual para identificar cualquier anomalía. Apunta el día que comienza, el día que termina, los días de mayor sangrado y los de menor, etc. Así podrás controlarlo y acudir al médico si percibes algo extraño.

 

4- Comprueba el color de la orina.
Puede parecer desagradable, pero puede salvarte de muchos problemas. Comprueba que el color de tu orina es el mismo cada vez que acudes al baño. Si notas algún cambio, sangras al orinar o sientes picor o dolor, consúltalo con tu médico.

5- Realízate controles vulvovaginales

Es importante que examines tus zonas íntimas detenidamente usando un espejo de mano para comprobar que no se ha producido ninguna anomalía. Si ves que han aparecido unos bultitos que parecen verrugas puede que sea debido al VPH; las manchas blancas o rosadas que pican pueden deberse a una inflamación de la piel y la aparición de lunares puede ser síntoma de melanoma.

Mantener un control del funcionamiento de tu cuerpo es muy importante para evitar males mayores. Realiza estos exámenes mensualmente para que no te lleves ningún susto cuando acudas al médico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *