Una inglesa, armada con su secador a modo de radar, ha conseguido recudir la velocidad de los coches de su calle.

Según el Nottingham Post, Jean Brooks de Notinghamshire (Reino Unido) inició su cruzada poco después de una tragedia familiar. Después de que su yerno muriera, comenzó una labor de caridad en el centro Marie Curie Cancer Care (específicamente recaudando dinero vendiendo café en el patio delantero). Como tenía que pasar más tiempo fuera, se dio cuenta del excesivo número de punks en las motos que circulaban por su calle.

14972604587335

“Esta calle es la carretera principal hacia la finca, por lo que está ocupada, y también se utiliza como un punto de abandono de la escuela. Ellos vienen con sus scooters y quads para ver a las chicas que están en los últimos años de secundaria”. Cuando dicen “mira esto, sin manos”, pero pronto será un “mira, sin dientes”, añadió.

Harta de estos gamberros, y con el objetivo de proteger el vecindario, Brooks tuvo una gran idea, agarró su secador de pelo, se paró en el patio delantero y señaló al tráfico en sentido contrario. Sorprendentemente, funcionó como si fuera un hechizo.

Su video donde se la ve, secador en mano, apuntando a los coches ya suman 12 millones de reproducciones tras ser publicado el pasado 2 de junio.

Ahora, esta no será la única comunidad que use los secadores como pistolas de radar. Tampoco ha sido la primera vez en Reino Unido. El pasado febrero, vecinos de un pueblo costero de Scottish se puso chalecos de alta visibilidad, agarraron algunos secadores y apuntaban a los coches con exceso de velocidad como forma de engañó hacia los conductores para que la redujeran.

¿Nunca has estado cansado del ir y venir de los coches por tu calle o sin prestar atención a las señales? Lo sé, te ha pasado. Una señora de Inglaterra, harta de esto, ha llegado a suplantar a la policía de tráfico para reducir el tráfico de su calle. A pesar de que no se parece a un policía de tráfico, increíblemente, su plan funcionó.

Fuente: expansion.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *