El experimento de un musulmán de Manchester con el que recuperarás la fe en la humanidad

El terrorismo yihadista tiene unas víctimas de las que poca gente se acuerda: los propios musulmanes que viven en las ciudades y que sin haber hecho nada malo se enfrentan a una ola de odio cada vez que hay un atentado en alguna parte del mundo.

ExperimentoTeharaabrirlosojos1

Eso es lo que sufre Baktash Noori, un joven musulmán de Manchester que, tras los atentados del concierto de Ariana Grande, vio cómo parte de su ciudad se enfrentaba a los miembros de su religión únicamente por ser diferentes.

Para demostrar que no todos los ciudadanos de la ciudad pensaban igual decidió poner a prueba a los habitantes de la región británica con una sencilla prueba: se iba a tapar los ojos en medio de la calle con los brazos abiertos, y esperaría a que la gente le abrazara. Con él tenía un cartel que decía: “Soy musulmán y confío en ti. ¿Confías en mí lo suficiente como para darme un abrazo?”.

La respuesta de la gente fue sorprendente. Una gran cantidad de personas abrazaron al joven llegando a formar colas en medio de la calle. El chico solo podía agradecer a los ciudadanos que se abrazaban a él mostrando un total apoyo.

Después de los 15 minutos de vídeo vemos claro cuál es el resultado y el mensaje. Como escribe Baktash al principio del vídeo, “no importa de dónde seas, no importa tu color de piel, no importa en qué religión creas, no importa el idioma que hables. No dejes que las acciones de unos pocos representen una comunidad, religión, raza o cultura. El incidente causó crímenes y comentarios de odio hacia los musulmanes. No dejes que estas cosas nos separen. Somos una comunidad, somos habitantes de Manchester y estamos orgullosos”.

Fuente: gonzoo.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *